Inicio de la WEB
Quiénes somos
Ubicación de nuestro taller
Conferencias, cursos...
Información y artículos
 
acceso a los FOROS y TABLON DE ANUNCIOS
Galería de imágenes
acceso a Multimedia
Tarifas
Contacto con Luthier de Viento

::: Más Artículos :::

·> Higiene de los instrumentos de viento
.
·> Mantenimiento de los instrumentos de viento-madera
.
·> Mantenimiento de la Flauta Travesera
.
·> Limpieza de los cuerpos de metal
.
·> Cómo enviar los instrumentos por correo.
.
 
::: Higiene de los instrumentos de viento :::
 
Sacando brillo al Fagot.
.
Trabajando con los metales.
.

Es conveniente mantener siempre el instrumento limpio, no sólo por una razón de salud personal sino también por la del propio instrumento. Hay partes, como la boquilla o la caña, que tienen contacto directo con la boca. Cuando pasamos por una enfermedad de contagio como puede ser un catarro o una gripe, los virus se mantienen activos por algún tiempo en estas zonas. Las enfermedades pueden volver a manifestarse simplemente por tocar de nuevo el instrumento. Por otra parte el instrumento esta expuesto continuamente a la acción del polvo, cambios de humedad y sobre todo, al sudor y la saliva. Si descuidamos su limpieza y engrase llegaran a deteriorarse con rapidez, perjudicando su sonoridad de forma paulatinamente en "crescendo", provocando reparaciones costosas e incluso llegando a ser inservibles.

En zonas costeras o con una humedad ambiental superior al 80%, el cuidado debe de ser aun más intenso, siendo conveniente engrasar las llaves, tornillos y muelles con más asiduidad.

Si quieres saber más acerca del engrase del instrumento, ve al apartado específico de mas adelante.

Para hacer una limpieza a fondo de un instrumento, es necesario desarmándolo por completo para poder acceder una por una a todas las piezas del mecanismo y al cuerpo. Esta operación no seria muy complicada si no fuera porque el reensamble de su complicado mecanismo (en el caso de los instrumentos de viento-madera) se realiza siguiendo un orden específico y conlleva una destreza superior a la del desensamble. Por estos motivos, un servicio integral de limpieza deberá ser realizado por un técnico instrumentista de tu confianza. Sin embargo, si sigues unas normas, simples de realizar y que no conllevan gran destreza, aunque si un poco de cuidado y constancia, ayudarán a que tu instrumento se mantenga en buenas condiciones físicas y sonoras.

En los artículos siguientes describo la forma y los materiales que debes utilizar dependiendo que el instrumento tenga el cuerpo de metal o de madera, tanto para su cuidado interior como exterior.